sábado, 16 de noviembre de 2013

Reflexiones: mi camino a la vida sana, Vol I: mis problemas con los kilos.

Hace mucho que le estaba dando vueltas a la idea de hacer esta entrada, totalmente diferente de lo que he publicado en este blog,  y al fin me he decidido a hacerlo, siendo consciente de que supondrá un nuevo comienzo para el mismo y, de algún modo, también para mí.
De hecho, he querido dividirla en, al menos, dos, para que no se haga demasiado larga, así que hoy os hablaré de los "antecedentes" y en la próxima de las conclusiones y lo que estoy haciendo ahora. 

Hoy quiero hablaros de algo que me cuesta mucho, de lo que no he sido capaz de hablar claramente nunca, y es de mis problemas con la alimentación y el peso.

Supongo que debería empezar por decir que soy una hipócrita,  una de esas que aplauden la aparición de modelos de tallas ...¿grandes? Y después se tortura al mirarse en el espejo.
Es algo muy complejo, no espero que todo el mundo lo entienda.
Estoy absolutamente en contra del cánon que se nos plantea ( o impone) y no porque me parezca más o menos estético,  sino porque creo que cada uno debe hacer lo que le hace feliz y no creo que nadie tenga el más mínimo derecho a decirle a nadie como debería ser. Por supuesto hay unos límites más allá de lo saludable, pero a partir de ahí es otra historia. Aclaro este punto porque no quiero que nadie se ofenda, yo hablo de mí y de cómo me veo y siento mejor o peor, no de cómo veo a los demás. 

Desde siempre he sido la " rellenita", por lo que mis problemas empezaron como los de la mayoría en estos casos, en la adolescencia: el pavo, burlas, la presión por encajar...siempre he sido la rara y eso no me molestaba, pero también tuve el título honorífico de " la amiga de la guapa". Yo era lista, tenía personalidad, así que tenía que aguantar todas las críticas e insultos que me llegasen, por parte de quien fuese...

Todas esas pequeñas cosas que, día tras día, se van acumulando hasta que de pronto todo estalla. Dejé de comer un montón de cosas, y  haciéndolo fatal...
Afortunadamente pude parar a tiempo, cuando fui consciente de que en realidad yo misma podría estar mermando mi salud. La verdad es que es un episodio que ni siquiera puedo recordar con claridad, supongo que he de agradecerle a mi cerebro que omita ciertas cosas...




Han pasado bastante años desde entonces y, aunque ya no me suponga un problema como tal, soy consciente de que es algo que siempre va a estar ahí para mí y no se me va a olvidar. 
Con esto quiero decir, simplemente, que hay que tener cuidado, obsesionarse nunca es bueno. A lo largo de los años he oscilado, unos kilos arriba, unos abajo...cuando he subido de peso he intentado hacer dieta, pero las restricciones y el control excesivo acabó siempre siendo peor, ya que me agobiaba un montón y acababa sintiéndome culpable si comía algo fuera de lo permitido, de modo que si seguía una dieta estricta y me la saltaba acababa comiendo de manera compulsiva. 

El caso es que hace poco volví a intentarlo...fue un fracaso absoluto, por supuesto, lo poco que perdí lo recuperé en cuestión de semanas,  además de que, parecía que el tema me perseguía.
 No se trata de estar o no estar gorda, sino de querer estar más sana. 

Así que, tras mucho reflexionando y haciendo un repaso a mi "historial alimenticio" decidí que como no me gusta lo que me dice la báscula, voy a cambiarlo. Pero bien, no quiero ponerme a hacer una "dieta milagrosa", sino lo que necesito. cambiar mis hábitos alimenticios y llevar una vida más sana, tanto en cuanto a la alimentación como al ejercicio.
Aún es pronto para hablar de resultados, ya que lo que más me cuesta es coger un hábito ( uno bueno, los malos no me cuestan, oye...) pero creo que estoy haciendo lo correcto y, sobre todo, llevo una semana sin agobiarme, he conseguido no pesarme ni medirme constantemente, lo cual creo que es un logro, porque antes me obsesionaba y me pesaba a diario.

Espero poder contaros cosas muy buenas dentro de poco. Me gustaría aclarar que, con esta entrada, pretendo simplemente contaros el por qué de que me resulte difícil cuidarme como debería, contaros algo de mí de lo que nunca me había atrevido a hablar y deciros que creo que se puede, con voluntad y esfuerzo, salir de ciertas situaciones que seguro que, en mayor o menor grado, nos suenan a todos.

Quiero agradecer los ánimos que, aunque ellas no lo sepan, me han dado para dar este paso a Musirili y Paula, con quien ayer precisamente hablé sobre la idea de realizar esta entrada.

Feliz fin de semana.


Millones de gracias por leerme.





19 comentarios:

  1. Mucho ánimo, y decirte que principalmente lo que tenemos que hacer no es una dieta, si no comer de forma saludable y variada.
    Yo soy de las que me da ansiedad y como :S, y es una puñeta intentar controlar eso, más lo que comes, más lo que te mueves, etc.
    Ya sabes que mi apoyo lo tienes ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario! Precisamente es lo que estoy haciendo, no una dieta, sino intentando comer bien, que parece fácil pero siempre me ha costado horrores!
      Un besazo!

      Eliminar
  2. Que grande eres! Te agradezco mucho que hayas contado todo esto y no dudes en que vas a tener mi ayuda en lo que sea.
    Como te contaba ayer yo perdí 14 kilos en pocos meses, con una dieta muy restrictiva porque necesitaba este empujón. Para las que no lo sepan, soy cantante y siempre era la cantante gordita que lo hacía tan bien. Y en mi profesión, por desgracia, no podemos permitirnos esto y más si trabajas en una orquesta donde la competencia con niñatas de 20 años con cuerpazo que quieren ser cantantes porque lo han visto en la tele es feroz. Así que, decidí hacerlo. De todo lo que perdí, ahora he recuperado unos 4 kilos pero también es cierto que gracias al ejercicio he ganado mucho en masa muscular y puñetas, aunque no lo parezca, tengo 36 años y el cuerpo no responde igual! Si que los domingos por la noche me agobio una barbaridad por lo hinchada que me siento tras un finde de descontrol y me planteo pasar todo el lunes a base de verde y batidos, pero no... Vuelvo al gim, vuelvo a la vida sana y vuelvo a beber agua y poco a poco todo vuelve a su sitio. El secreto, mucha paciencia, comer 5 veces al día, con cabeza y moverse. Aunque sea andar a buen ritmo, no hace falta mucho más para empezar. Y los días que quedemos y tomemos el café en el Dunkin y nos comamos un donut, pues bienvenido sea! Si algo he aprendido es que cuando te privas constantemente, tu cerebro se lo guarda y en un momento de debilidad no te comes un donut, te comes cuatro... Así que... Al lío y mucho, mucho ánimo.
    Como hice con Musirili te paso el enlace de un blog que a mi me encanta por la cantidad de consejos sobre nutrición y ejercicio que trae.
    http://www.vitonica.com/

    Un beso princess!!!! (vaya peñazo te he pegado.... Ejem... Sorry!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me gustan estos peñazos! Mil gracias, y son pocas! A ver el lunes, si hago recuento de cómo ha ido la semana y me doy una alegría! XD Un besazo!

      P.D.: Con lo que andamos siempre creo que tenemos cupo de donuts doble! XD

      Eliminar
  3. Ole, Medu! Me parece muy valiente x tu parte haber hecho esta entrada. Te mando muuucho ánimo xq seguro que con la fuerza y convicción que te veo conseguirás lo que te propongas! Un besazo, guapa!!

    ResponderEliminar
  4. Ole, Medu! Me parece muy valiente x tu parte haber hecho esta entrada. Te mando muuucho ánimo xq seguro que con la fuerza y convicción que te veo conseguirás lo que te propongas! Un besazo, guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Hola te sigo de BEE, tienes mucha fuerza y te envidio yo no soy capaz de hablar de ello

    ResponderEliminar
  6. Me cuesta hacerme fotos y en todos los eventos no soy capaz de que me hagan una foto con lo que se promociona, no he llegado a tu coraje,

    ResponderEliminar
  7. Eres muy valiente! Yo tambien he cogido ultimamente algunos kilitios, pero sobre todo tengo muchos muslos, y me da vergüenza ir a eventos con otras chicas...

    Yo de pequeña tenía poca autoestima, cada vez me veía mas y mas fea, pero por suerte, tengo a mi lado alguien que me quiere y me trata como una princesa y poco a poco todo eso se fué quedando atras.

    Asi que te doy todo mi apoyo y muchísimos animos, que seguro que conseguirás todo lo que te propongas.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Yo afortunadamente también tengo a ese alguien, mi chico, que me quiere y me lo hace saber, y que me ve bonita esté gorda, delgada, rubia, morena, o como sea, pero que también me apoya para que consiga verme bien yo misma, la verdad es que es un santo!

      Eliminar
  8. Hola yo al reves de ti siempre he sido delgada he comido muy mal pero por lo que sea en mi segundo embarazo me quede gorda me daba igual hasta hace 2 años y estoy luchando, mi problema es el dulce me lo como todo y no me entero ahora estoy en plan relax, pero llevo una dieta 5 comidas al dia, sanas, nada de grasas ni dulces y cuando pasa un mes me lo salto a la torera y comienzo de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mucho ánimo para tí también! Lo más difícil es el problema de cambiar los malos hábitos XD

      Eliminar
  9. mucho animoooooo! es increiblemente dificil mantener una dieta equilibrada y saludable, y la cantidad exacta de ejercicio que necesitamos. No sabes cuanto te entiendo!
    te mando un beso enorme y que tengas una hermosa semana
    http://www.classyandfabulous.com.ar

    ResponderEliminar
  10. Como te entiendo cariño, me he sentido identificada con lo que he leido y creo que eres muy valiente de contar todo esto y te admiro por ello. Te mando muchos animos, se muy bien lo que es mirarte al espejo y no gustarte nada de nada lo que ves..yo adelgace 20 kg hace cosa de dos años o asi, (con control de medico , nada de locuras) pero aun asi sigo sin gustarme. Te mando todo mi apollo , y muchos besitos y animos y cualquier cosa puedes contar conmigo. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Justo por fin saqué un ratito para leerte y no veas la ilusión tonta que me ha dado que por poco me pongo a llorar!! Si es que a mi me pasó como a ti, yo creo que de tanto ser "la gorda" en clase cuando no estaba gorda me lo acabé creyendo y me convertí en "la gorda" de verdad. No veas los malos ratos que pasé en mi adolescencia cuando lo más bonito que me decían era Willy (si, si, la ballena, me llamaban así porque tenía un chandal negro con rayas blancas, después hice dieta y bajé 20 kilos, que con el paso de los años volví a subir cuando volví a comer cerdada tras cerdada, que si, sabe muy bien pero todos sabemos que no es lo mejor. Esta vez espero que sea la definitiva, que cuesta mucho lidiar con los kilos para luego volver a cogerlos, y te animo a no solo que lo intentes, sino que lo hagas, si yo pude tu también puedes, de eso estoy más que segura así que si un día te notas baja y comes más de la cuenta no te preocupes, un día es un día y mientras no se convierta en un hábito vamos bien. Muchísimos besos preciosa!! :)

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Hoy te he descubierto...y ya te estoy agradecida! Yo siempre he sido la gorda...y de tanto creermelo...me convertí de verdad. Ahora me sobran 30kg...que he cogido basicamente al irme a vivir en pareja, y donde estabamos sin trabajo y sin dinero...y donde lo ultimo q necesitaba era ponerme a dieta y no poder comer la bolleria que tanto me llenaba (y nunca mejor dicho). Ahora necesito ayuda...y no se que hacer!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...