sábado, 29 de agosto de 2015

Sobre la industria de la moda...

El otro día me topé con un vídeo por las redes sociales, un vídeo que la modelo Agnes Hedengard hizo para denunciar públicamente como se trata a las mujeres en la industria de la moda, contándole al mundo su experiencia. 
                           
Agnes tiene 19 años y ha trabajado como modelo desde los 14, pero ahora, muchas marcas la rechazan, diciendo que es demasiado "ancha" (valiente eufemismo!) Os dejo el vídeo, donde ella explica detalladamente como, con un IMC de 17,5  la tachan de gorda.


Con respecto al IMC (Indice de masa corporal), os dejo una tabla, por si tenéis dudas de cómo va. Básicamente, según nuestro peso, altura y constitución, nos corresponde un índice, dentro de un amplio baremo de lo que es saludable. Por encima de ese baremo estaríamos en un sobrepeso y por debajo en infrapeso. El índice de peso saludable es entre 18,5 y 24,99.  De hecho, si se cumplen las normativas ( este es otro tema), Agnes no podría desfilar en España ni en Francia por tener un índice por debajo del mínimo normopeso. 


No quiero entrar en si esta modelo está bien, está demasiado delgada o lo que cada uno piense, porque el tema no es si la delgadez es más o menos sana, o si se está mejor más gordo o más delgado, el tema es que para la terrible industria de la moda a la que esta sociedad no deja de idolatrar, NUNCA se es suficiente, y eso es lo que me parece terrible, el vender un ideal que no existe, un baremo cogido con pinzas en el que tenemos que matarnos por entrar. Cada persona es un mundo y, como os dije en una entrada sobre el mismo tema hace algo más de un año[podéis verla aquí.], cada uno tiene  sus circunstancias y sus peculiaridades y no todos tenemos por qué regirnos por el mismo ideal, lo que es bello para mí, no tiene por qué serlo para otras personas y viceversa. 

A raíz de la salida de Cara Delevigne del mundo de la moda han sido varias las modelos que han declarado su descontento al igual que ella, que dejó claro que lo dejaba porque no la hacía sentir bien, y es que terminó odiando su cuerpo y sintiéndose incluso vieja, a sus 22 años. ¿Tremendo, verdad?

En resumen, no dejemos que esta industria nos dirija, porque lo que quieren no es que estemos delgadas, sino que va más allá, no es una cuestión de delgadez, sino de control, de, como os he dicho antes, nunca ser lo suficientemente bueno para esa tiranía infame e inhumana. Como dice Agnes en su vídeo:
  < Amad vuestros cuerpos, quereos como sois y no dejéis que nadie os diga lo contrario>

Y vosotros, ¿qué opináis de como la industria trata a las personas, ya sean modelos  o clientes potenciales?

4 comentarios:

  1. Me parece increíble que alguien le haya dicho a esta chica que es gorda, de verdad que es de no creer. Sin duda, esta industria no es tan bonita como parece. ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  2. pues muy mal me parece, yo he engordado en los ultimos años y tengo un cuerpo serrano de 80 kilos y me resulta casi imposible encontrar ropa de mi talla lowcost... es injustoooooooooo!! bss

    ResponderEliminar
  3. Me parece flipante, en serio, flipante...

    ResponderEliminar
  4. Me da pena por como se tienen que sentir las modelas, y asco por como nos quieren vender la belleza no natural...

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar!
No olvides que este blog se alimenta de tus comentarios, evita el spam :)
No es necesario que incluyas aquí el enlace a tu blog, podemos visitarlo desde tu perfil.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...