jueves, 7 de abril de 2016

Carmex: todos sus bálsamos labiales.

¡Muy buenas!
Hoy os queremos enseñar un motón de labiales de Carmex que hemos ido probando a lo largo del tiempo. Hace poco nos dimos cuenta de la cantidad de ellos que tenemos y hemos tenido a lo largo del tiempo, y nos pusimos a tope con ellos porque alguno llevaba años en casa. Pero si conocéis la marca, os habréis dado cuenta de que hay tantos defensores y defensoras de Carmex como detractores y detractoras. Y es que parece que o lo odias o te encanta. A nosotras nos pasa un poco igual dado que a mi me encantan en general y a Medussa no le gustan nada. Pero bueno, os dejamos con el repaso y las conclusiones mejor las sacáis vosotras mismas.

Carmex tarro clásico:


El de toda la vida desde 1937. Si no habéis probado Carmex aún, deciros que se caracteriza por dejar un potente frescor en los labios y supongo que el hecho de notar eso en los labios, es lo que hace que sea tan querido u odiado. Es cómodo, tanto de recoger con el dedo como de aplicar en los labios. Aquí en España lo hemos llegado a ver por casi 5 €, lo que nos parece una burrada. Hace años me hice con un buen fondo de ellos en EEUU puesto que allí costaban 1$ y algo y con el cambio de moneda se me quedaba en céntimos. En cualquier caso el clásico sigue siendo un básico.

Tubo de cereza:
Es quizá el más incómodo de toda la marca, aunque parece que ya no lo hacen en este formato (y casi que mejor) y se han pasado al tarro, que también tenemos. El olor a cereza podía olerlo cualquier persona a varios kilómetro de distancia. Quizá parezca que exagero, pero es que el olor a cereza es intensísimo. ¿El problema? Que siendo líquido se te acababa metiendo en la boca, y de olor bien, pero de sabor digamos que no es tan bueno. Y por no hablar del verano cuando se derrite y es aún más líquido (cosa que no debería ser así puesto que tiene protección). Al final lo acabamos dejando arrinconado las dos porque no es muy agradable. De hecho, de este también me traje unos cuantos y no sé ni qué hacer con ellos. Supongo que habrá que gastarlos, pero no dan muchas ganas. 

Moisture Plus Transparent:
Este también se vino de EEUU, aunque a día de hoy ya podemos encontrarlo en España. El formato es muy cómodo comprado con el resto. Es un tubo que podemos ir sacando y en cuanto a hidratación y protección, yo personalmente no he notado que sea menor aunque alguna me habéis dicho que seguís prefiriendo el clásico. Eso sí, de olor y de intensidad de frescor, es bastante más flojo, cosa que seguro que a más de uno le gusta. Este en concreto no deja nada de color, y en cuanto al olor a mi me recuerda muchísimo al siguiente.

Moisture Plus Sheer Peach:


Parece que, a pesar de que hay una gama de estos carmex de diferentes sabores e intensidad de colores, este es el único que ha llegado a España. Ya os comento que no noté mucha diferencia entre en transparent y el peach en cuanto a olor, de hecho pensé que lo habían sustituido en un principio. ¿Lo bueno de este? Que además de tener un olor que creo que gusta bastante, deja un tono en los labios bastante bonito. Supongo que lo que más se acerca es al coral, muy suave y muy natural, pero que aporta dos cosas a nuestros labios: color e hidratación. Un 2x1 que te quita en algún momento de estar con un pintalabios extra. Este nos ha gustado mucho.

Vanilla Stick:
Este es una de las última novedades que pudimos probar gracias a Beauty Blog by Susana en su primera edición de Mi cosmética Bio y Más,donde también nos regalaron otro stick como este que ahora veremos, un tarro de los clásicos y otro de los de cereza, como podéis ver en las fotos. El olor que deja es espectacular, huele todo a vainilla, incluso a los gatos se te los acercas. En cuanto a la sensación, parece como más artificial que la del tarro clásico, como si llevaras más cosas encima de los labios. A mi me ha mantenido los labios hidratados.

Lime Twist Stick:
Este es el último de los carmex que estamos probando. El olor es igual de intenso que en el anterior caso, solo que esta vez nuestros labios desprenderán un olor a cítrico. ¿A lima en concreto? No lo parece, es más bien una mezcla de cítricos que huele bastante bien. La sensación es muy parecida al anterior, pero más frescos debido a esos cítricos. 

Como veis, no hemos puesto precio en ninguno, porque los hemos visto en demasiados sitios (incluido en farmacias) y todos los precios totalmente diferentes, lo que es una locura. Así que esperamos que os hayáis hecho una idea general y si probáis alguno, no dejéis de contárnoslo.

¿Habíais probado Carmex antes? 
Si os tuvierais que quedas con uno, ¿cuál elegiríais? 
¿Tenéis un favorito si ya los conocéis?

3 comentarios:

  1. Adoro carmex en todas sus versiones!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo he probado el de tarrito de toda la vida y el de barra pero neutro.
    Me gusta más la barrita porque es más higiénica y el frescor que da me alivia cuando tengo los labios secos. Los de colores y olores no los he visto ¿también hacen este efecto "frescor"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Musidora
      Todos los Carmex siguen teniendo ese frescor tan característico de una manera o de otra. Si has probado el de barra neutro, ya digo que el peach es muy muy parecido, y te va a aliviar lo mismo sólo que te va a aportar color. El de los olores depende, el de vainilla menos, pero el cítrico potencia muchísimo el frescor. Lo malo es que deja esa sensación de que llevas algo más encima, pero es ponértelo y sentirlo. Espero haber ayudado

      Eliminar

Gracias por leer y comentar!
No olvides que este blog se alimenta de tus comentarios, evita el spam :)
No es necesario que incluyas aquí el enlace a tu blog, podemos visitarlo desde tu perfil.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...